30/4/12

¡OH DIOS MÍO!

Proyecto 365

Día 120

7ª forma de matar a C3-PO: ponerle los cuernos
Había pasado un tiempo desde que nació su hijo, claramente fruto de otros cuernos con un trooper cuando aún estaban en el transbordador espacial; pero lo había prometido que había cambiado, y que eso había sido un desliz. Y desde entonces, todo había ido bien.

Pero un buen día, después de una misión desgarradora en el desierto de Tatooine, el bueno de C3-PO llega a casa con un ramo de flores para R2-D2. Sabe que le encantan las orquídeas verdes. Y cuando entró en casa, se lo encontró con otro stormtrooper en la cama.

Todavía hoy, al cerrar los ojos, lo único que puede ver es esa sonrisa socarrona del trooper, mirándolo maléficamente.

¡Ya está todo en manos de los abogados, porque hasta él tiene un límite!

No hay comentarios:

Publicar un comentario